Reseña: Marvel’s Avengers, Los Vengadores llegan con su nuevo videojuego a Xbox One, PlayStation 4 y PC

Los Vengadores están reunidos, pero no son los héroes que necesitamos.
César
¡Vengadores unidos! | Foto: Square Enix

Podríamos decir que la década pasada le perteneció a Los Vengadores. Los héroes más poderosos del planeta conquistaron la taquilla mundial, los juguetes en miles de versiones distintas y hasta los disfraces de Halloween. Sin embargo, los videojuegos no terminaron por ceder ante las fuerzas del Capitán América… hasta ahora… ¿Hasta ahora?

Reseña: Madden NFL 21, de regreso a los emparrillados

Marvel’s Avengers es el anticipado videojuego de Square Enix y Crystal Dynamics inspirado en el (ahora) equipo más popular de superhéroes en Marvel Comics. Anunciado de forma oficial a principios de 2017 y tras un desastroso E3 el año pasado y luego de un retraso a principios de 2020, Los Vengadores llegaron a nuestras manos con la misión de ponerse al mismo nivel que los otros dos héroes que se la han pasado triunfando en la cultura pop desde siempre: Batman y Spider-Man.

Por desgracia, las ambiciones de todos los involucrados en combinación con las expectativas alrededor del equipo nos han dejado ante un juego desastroso, con errores que parecen no responder a la reputación de los desarrolladores y una historia que parece relleno de una realidad alterna. Vaya, ni siquiera me imagino a Marvel Studios tomando como referencia al juego para sus futuros proyectos. Pero mi intención no es llegar a una conclusión en tercer párrafo, pues definitivamente hay mucho más que solo malas noticias.

¿Los más poderosos del mundo?

Todo comienza con el ya conocido A-Day o el Día de los Avengers. Sin entrar en detalles, una nueva fuente de energía conocida como Terrigen (que se iba a presentar en el A-Day) explotó y cubrió San Francisco con una nube que dotó de poderes a una buena cantidad de personas, convirtiéndolas en Inhumanos; término nuevo en el universo de este juego, pues al parecer no existe Black Bolt ni el resto de los Inhumanos originales.

Los Vengadores intentaron detener la catástrofe, pero perdieron la pelea. Y no solo eso, pues Steve Rogers murió, el equipo se separó y tuvieron que pasar 5 años para que algo los obligó a regresar. ¿Qué es ese “algo”? Pues Kamala Khan una, relativamente, nueva heroína del universo Marvel que ha adquirido sus poderes gracias a la Niebla Terrigena, por lo que es una Inhumana, pero antes de eso es una gran fanática de Los Vengadores.

Hasta este punto todo parece ir muy rápido y la narración depende mucho de situaciones que conozcamos previamente de los personajes principales, como si tuviéramos que haber leído el preludio de la historia (que sí existe). De hecho, el juego busca introducirnos a través de una dinámica tipo Disneyland en la primera media hora de juego para conocer no a los personajes, sino lo que Kamala Khan piensa de ellos… como para que agarremos la onda más rápido. No está mal, de hecho es emocionante, pero no es ni cerca el tipo de introducción que necesitaba el juego.

Foto: Square Enix

Kamala Khan es el vehículo de la historia y la clave para conectar al jugador con los personajes, y eso no está nada mal. Sin embargo, una vez que comenzamos con la recolección de héroes, a través de eventos que ocurren para facilitar la narrativa como el hackeo más rápido de la historia y el escape en autobús más conveniente del mundo, Avengers se convierte en una montaña rusa de emociones con personajes de los que queremos conocer más, pero situaciones que ya hemos leído y visto tantas veces que no son para nada emocionantes.

Crystal Dynamics parece querer pegar por el lado emocional de los fanáticos de superhéroes que viven su vida alrededor de estos personajes en el mundo real; de algún modo estamos jugando una fantasía de Kamala Khan en la campaña y tiene sus buenos momentos. Pero no es suficiente cuando ponemos en una balanza las poco más de 15 horas que dura el juego en solitario.

Debo admitir que hay una gran cantidad de contradicciones en mi experiencia con Marvel’s Avengers, pues creo que hay elementos muy positivos que me gustaría ver en próximos juegos de la misma Square Enix en aspectos jugables, pero la historia general deja un vacío importante para un lector de cómics. Por ejemplo, la elección de Inhumanos está totalmente basada en el resurgir de estos personajes a mediados de la década pasada en los cómics… justo antes de que Disney y Fox comenzaran a negociar.

Foto: Square Enix

Por lo tanto, el argumento de Inhumanos con una vibra de X-Men en 2020 se siente olvidable y poco interesante, pues la idea ya dio lo que tenía que dar y de ese momento solo Ms. Marvel (AKA Kamala Khan) se ha salvado. Mientras que el resto de productos Marvel ha retomado a los Hijos del Átomo como elementos cruciales para la narrativa relacionado a seres con superpoderes a los que les teme la sociedad.

El guion del juego está muy por debajo de las propuestas recientes relacionadas a los personajes en cómics, probablemente por las prisas de llevarnos a la separación del equipo sin darnos el tiempo suficiente para conocer a los héroes… como si hubiéramos saltado a la primera Avengers del MCU sin pasar por las películas individuales. Pero, sobre todos los errores que tiene el guion, incluso en la continuidad, el peor momento nos regresa a la presentación de Marvel’s Avengers en el E3 de 2019; no pienso entrar en detalles, pero si conoces un poco de Marvel por sus cómics (y hasta sus películas) sabrás qué es lo que va a pasar al final de la historia.

¡Vengadores unidos!

Hay que tener en claro un par de cosas, si bien Marvel’s Avengers cuenta con una campaña que se puede jugar en solitario, el juego está pensado para que su variante multijugador sea la base de todo el producto.

Foto: Square Enix

Marvel’s Avengers nos tienta con su primera misión para no querer despegarnos del control en un buen rato, pues casi como si estuviéramos en Marvel’s Spider-Man o la serie Arkham, Avengers nos hace sentir como los héroes de los que tomamos el control en esa brillante secuencia del puente.

Somos Iron Man disparando a lo lejos, cargando nuestro cañón y diciendo chistes; somos Hulk aplastando enemigos y saltando de un lado a otro; somos Thor lanzando y recuperando el martillo con tan solo un botón; somos Black Widow al atacar con movimientos ágiles y disparando nuestras pistolas con balas infinitas; y somos el Capitán América lanzando nuestro escudo mientras coordinamos a todo el equipo. Individualmente podemos sentirnos como uno de Los Vengadores y todo parece prometedor.

Foto: Square Enix

Sobre los personajes a controlar y sus movimientos no hay nada negativo a lo que deba apuntar y hasta me emociona la futura presencia de Spider-Man o Hawkeye, pues las habilidades, movimientos y algunos rasgos de personalidad han sido muy bien capturados por Crystal Dynamics. El problema aquí es que el juego no está pensado en desatar estas habilidades de forma individual, sino en conjunto con otros jugadores, lo que parece dejar incompleta la idea, y no es tan emocionante pasar media hora destruyendo robots de AIM para solo avanzar por otra cinemática o misión multijugador.

A lo largo del juego nos encontramos con escenarios repetitivos, bajones de cuadros por segundo (versión de PS4) que entorpecen el juego y mecánicas que solo nos emocionan por unos instantes. Podría decir que la peor característica de Marvel’s Avengers es que es irregular y aburrido, pero no, lo peor es que tiene potencial con los personajes individuales, pero la dirección del juego apuesta por una experiencia cooperativa en donde la campaña es apenas una introducción.

Definitivamente esta percepción puede cambiar dependiendo del tipo de jugador que seas, pues yo prefiero las campañas para un solo jugador a los modos en línea. Sin embargo, los aspectos técnicos, mecánicas y el desempeño general de la historia queda muy por debajo de los estándares actuales de la industria, incluso por aquellos que han marcado los propios desarrolladores. Mientras que el apartado multijugador apenas comienza, y lo hace con los errores y la poca imaginación de la campaña.

Foto: Square Enix

Para entender mejor el juego piensa en él más como un Destiny que como un Arkham Asylum. Solo que aquí no es necesario crear un personaje, pues las creaciones de Stan Lee y otros escritores de Marvel están disponibles desde el principio. Por lo tanto, con cada héroe tienes las posibilidades clásicas de los MMO como mejoras de personaje, árbol de habilidades, skins personalizables y un montón de recursos para fabricar mejoras.

Además, el juego cuenta con un par de “mesas de guerra” ubicados en un Helicarrier de SHIELD y en la fortaleza de otro popular personaje de Marvel Comics. En ambos lados podrás localizar las misiones principales de la historia, las side quest del multijugador y hasta misiones exclusivas de ciertos personajes para investigar cosas como un Thor impostor o extraños experimentos con rayos gamma.

Una vez en el multijugador la experiencia puede cambiar… pero al menos por ahora no esperes algo muy distinto a lo que viste en la campaña. De entrada, los escenarios y enemigos son los mismos, y para alcanzar las misiones más exigentes debes aplicar el leveleo constante para poder dar pelea a las amenazas más importantes. Sin embargo, hay un punto a favor cuando logras que un equipo formado por Hulk, Iron Man, Thor y el Capitán América se una en línea para destruir una base de AIM mientras sobrevives a oleadas y oleadas y oleadas de robots amarillos. Si no te sale un grito de ¡Vengadores Unidos! es porque algo anda muy mal en casa.

Foto: Square Enix

Ante todas las posibilidades que ofrece Marvel’s Avengers hay que pasar a través de menús poco intuitivos, opciones por montones que no son muy accesibles y un montón de personajes de relleno que no parecen aportar nada interesante en cuestión narrativa. Hasta que Crystal Dynamics no apunte por completo a misiones cooperativas con un poco de historia, raids y buenas recompensas, Avengers se mantendrá como un juego con niveles repetitivos, misiones aburridas y una historia que promete mucho más de lo que tiene disponible.

Por ahora, parece que en algún punto tendremos un juego saludable, con una comunidad interesada por descubrir más de este mundo y una idea sólida sobre cómo transportar un equipo de superhéroes a los videojuegos. De hecho, la comparación con Destiny no me parece tan exagerada, pues seguramente pasarán varios meses hasta que una buena raid haga enloquecer a los jugadores en línea y le de una segunda oportunidad al juego.

Mientras tanto, Marvel’s Avengers se siente más como Batman v Superman que como la primera Avengers.

Foto: Square Enix

¿Jarvis estás ahí?

Las malas noticias no terminan y en la parte final de esta reseña toca hablar un poco sobre los aspectos técnicos. Si bien el juego mejoró las animaciones que vimos en el E3 2019, parece que el equipo le dio mucho más tiempo a esos detalles que a pulir el resto de elementos gráficos en el juego, pues entre texturas que cargan lento o que hacen pop up conforme avanzamos y objetos que parecen de PS1, no hay mucho que destacar.

Sí, los personajes se ven bien y los poderes se lucen, pero presta atención a la capa de Thor cuando camina para que te des cuenta que algo anda mal. Y ya que hablamos de los protagonistas, es obvio que hubo un intento por rescatar elementos visuales de los actores del MCU y eso nos llevó a un juego que combina cosas de cómics con películas, situación que no termina por definir un estilo propio; mientras Iron Man luce genial con su armadura, Hulk y Thor parecen salir de los peores años de Marvel Comics.

Ya mencioné que hay constantes caídas en las animaciones, los lugares que visitamos son repetitivos al igual que los enemigos y en general no hay muchos elementos que sorprendan a la hora de explorar un desierto en Utah o un laboratorio de AIM. Por fortuna no me tocaron glitches, pero sí encontré typos en los subtítulos y pantallas de carga (que flojera tanta pantalla de carga) y puntuaciones extrañas. Y en algunos momentos mi juego cambió de español a inglés.

Al menos el doblaje al español latino está bueno, rescatado principalmente de la increíble Avengers: Earth’s Mightiest Heroes, lastima que por momentos falla la sincronización de los labios. En general las actuaciones en inglés y español son bastante buenas y logran mantenerte atento a la historia. Quizá una mejor modulación para los sonidos ambientales y las voces hubiera sido un agregado perfecto, pues en aspectos sonoros sí se siente la experiencia cinematográfica. Y los mejores momentos del juego tienen que ver con las conversaciones que tienen los héroes durante una pelea, así que el guion también tiene sus momentos después de todo.

No basta con ser bueno…

Marvel’s Avengers cuenta con elementos interesantes, ideas frescas y una serie de personajes que responden a lo que un jugador desea al tomar el control de Iron Man o Black Widow. Lamentablemente los errores técnicos en combinación con una mala dirección y un guion poco interesante terminan por entregar un juego que se siente incompleto. Por suerte la fiebre por Los Vengadores disminuyó considerablemente tras el estreno a Endgame, porque en 2019 este juego no hubiera significado nada en comparación de una película con los mismos personajes.

Foto: Square Enix

Solo queda esperar a que el apartado multijugador responda a las expectativas de la audiencia y que Square Enix junto a Crystal Dynamics puedan reforzar dicha experiencia con aventuras significativas, pero sobre todo que aprovechen los elementos jugables a los que ya les invirtieron varios años. Hoy Los Vengadores están reunidos, pero no son los héroes que necesitamos.

***

En PASSWORD revelamos todos los secretos que envuelven la vida de los gamers más exigentes. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO