Reseña – Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles y el primer paso de la franquicia hacia los videojuegos

¿Ya probaste la "versión jugable" de Kimetsu no Yaiba?
Francisco López
Prepara tu Nichirin para revivir la primera temporada de Kimetsu no Yaiba | Imagen: Sega

Como una ola imparable, la franquicia de Kimetsu no Yaiba (o Demon Slayer) se ha hecho uno de los nombres más populares en la industria del anime y manga; y ahora intenta conquistar en el rubro de los videojuegos con Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles, título inspirado en la serie animada lanzado en octubre de 2021, distribuido por la dupla de Aniplex/SEGA y disponible para consolas PlayStation, Xbox, PC y Steam.

Decir que es un nuevo “Ultimate Ninja Storm” tiene un significado más profundo del que los fans a veces decimos en forma de broma; con su gameplay tan familiar sobre nuestros pulgares y atractiva propuesta provista por su adaptación animada tan elogiada en su primera temporada, Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles refleja las intenciones de Bandai Namco por convertir el videojuego de Demon Slayer en su nueva gallina de los huevos de oro (o su nuevo Ninja Storm), que ocupará tanto tiempo como le permita el anime.

A continuación te contamos nuestras impresiones con el primer juego de Demon Slayer, Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles.

Una obra de Koyoharu Gotouge… y Bandai Namco

Ocho capítulos jugables son los encargados de recrear la 1° temporada y película de Kimetsu no Yaiba; todo lo anterior sin saltarse ningún detalle que lo que vimos en la serie animada. Luego de encontrar a su familia masacrada y a su única hermana sobreviviente convertida en un demonio, Tanjiro Kamado se une con otros compañeros a la orden de los cazadores de demonios, con el fin de encontrar una forma para devolverle a Nezuko su humanidad perdida y poner fin al amenazante mundo habitado por demonios durante las noches.

Aunque parezca un extenso desfile de cinemáticas no debes preocuparte (al menos de principio) pues la presentación está hecha estratégicamente para desenvainar nuestras espadas desde el primer segundo del videojuego. De esta forma, el prólogo en The Hinokami Chronicles comienza con el entrenamiento de Tanjiro Kamado en manos de Sabito y Makomo (un perfecto tutorial sin limite de tiempo y que nos ayuda a conocer las mecánicas de sus combates).

Imágenes: Sega

Algunas secuencias son imprescindibles de ver porque forman parte de la exploración del juego a través del modo historia, pero curiosamente The Hinokami Chronicles no te obliga a ver todo, pues tienes la opción de conocer algunos eventos desde la pantalla del capítulo a través de “fragmentos de recuerdos”. Es en ellos donde podremos conocer la premisa de Kimetsu no Yaiba a fondo, (como la historia de Tanjiro Kamado, junto con sus motivos para entrenar y convertirse en cazademonios).

El merito que estoy dispuesto a darle al aspecto narrativo de Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles yace en dichos fragmentos de recuerdos que reunimos durante nuestro viaje o cumpliendo condiciones especiales en los combates, pues cada uno de ellos aborda escenas del anime desde una perspectiva más personal; ¿Qué quiere decir? Como buen seguidor de la serie, habrás visto decenas (o tal vez cientos) de veces los episodios hasta recordar en detalle sus cinemáticas.

Por “101 vez más” cada fragmento muestra lo que ya vimos dentro del anime como un relato en primera persona acompañado por imágenes fijas, pero esta vez contado desde la perspectiva del personaje sobre el que se desarrolla el recuerdo: protagonistas, cazadores, pilares o incluso los infames demonios que narran “aquel momento que vivieron en el anime”, otorgando relatos emotivos, graciosos, interesantes o incluso más oscuros.

Imágenes: Sega

Desenvaina tu Nichirinto

Mi primer recuerdo con mecánicas de esta naturaleza se remontan a Los Caballeros del Zodiaco: Hades (2006/PS2), y no por ello lanzamientos inspirados en otras series deben etiquetarse como una calca, pues se trata de una maquetación que funciona perfecto con los videojuegos de anime destinados a convertirse en “arena fighters”.

El verdadero tema que adolece en The Hinokami Chronicles actualmente es sin duda su roster que apenas alcanza los 22 personajes (contando los últimos DLC de los demonios Yahaba y Susamaru), con al menos seis de ellos siendo una version estudiantil del mismo personaje y cinco de ellos que comparten las técnicas de la respiración del agua, aunque adaptando sus movimientos de distintas formas.

Al mismo tiempo, duele un poquito ver reunidos a Los Nueve Pilares (los cazademonios más fuertes de Kimetsu no Yaiba) en el modo historia, pero sin la oportunidad de probar las habilidades de cada uno, aunque se entiende porque no pueden aparecer como personajes jugables (aún) y solo tenemos a nuestra alcance a tres de ellos: Giyu Tomioka, Shinobu Kocho y Kyojuro Rengoku.

Imágenes: Sega

Aún así los combates son de lo más dinámicos y disfrutables, en especial cuando comienzas a perfeccionar tu técnica a través de las partidas online, que por cierto experimentan de pocos a nulos lags y crean una experiencia fluida y muy emocionante con combates de hasta cinco rondas. Mantener simples los controles del juego con ataques débiles, fuertes, bloqueos, carreras, barras de energía y de asistencia para el personaje secundario (créeme es más simple de lo que se oye XD) permiten crear combos tan largos como tus habilidades lo permitan.

Saber administrar tus barras de energía y ejecutar los bloqueos a manera de parry se volverán tan importantes como aprender la respiración de concentración total duradera. Curiosamente este último, siendo el estado más difícil de aprender en el anime, se activa automáticamente cuando permanecemos quietos durante unos segundos (tal vez nos habría gustado dominar esta respiración de una forma más apegada a la serie, más allá de solo “permanecer quieto”)

Imágenes: Sega

Finalmente hay algunos extras como mini juegos (rompe las calabazas o la competencia de Té) y mención especial a un modo de entrenamiento donde puedes elegir a un personaje como tu “maestro” para mejorar tu esgrima a través de 10 rangos; se escuchaba como un atractivo fuera del evento principal que supone el modo historia o versus. Sin embargo, quedó mucho a deber por su bajísima creatividad para imponer retos que mejoren nuestra técnica, pues solo se dedican a repetir las mismas “condiciones de victoria” con un adversario diferente.

Además, los retos y recompensas de este rubro apenas valen el esfuerzo de conseguir, ya sea que quieras personalizar tu vista en el online o – como en el caso de su servilleta – conseguir todos los logros/trofeos en The Hinokami Chronicles. Una lastima que una propuesta interesante termino solo como una ejecución “de relleno”.

Imagen: Sega

Tal y como lo vio en la serie animada

En su aspecto más sobresaliente, CyberConnect2 sigue demostrando que es el estudio indicado para reproducir videojuegos basados en series de anime (al menos en su valor estético). Reproducir la deslumbrante ciudad de Asakusa o las inhóspitas montañas Natagumo con cel shading permite crear ambientes que gozan de colores vibrantes sin llegar a ser molestos o saturados para la vista, y que si no fuera por el progreso tan lineal del juego serían de lo más encantadores de explorar.

Eso si, no hay muchas interacciones con la IA y pese a su exuberante apariencia, el recorrido sobre cada escenario es mayormente decorativo (salvo algunos puntos de interés y coleccionables que saltan la vista cuando abres el mapa del juego).

Imágenes: Sega

Esta buena impresión se extiende – por supuesto – a los combates tanto si utilizas a un cazador de demonios como a un demonio propio. Usar las “técnicas de respiración” o “técnicas de sangre” de cada personaje supone un despliegue de efectos cautivador, manteniendo la intensidad de las peleas a la altura de lo que mostró la serie animada.

Gracias a ello nos permiten tomar algunos momentos envidiables y compararlos rápidamente con su homónimo en televisión, especialmente cuando ocurren los afamados Quick Time Events o “recuerdos en trance” , mismos que parecen haberse convertido en un “imprescindible” para todos los juegos desarrollados por CyberConnect2.

Imágenes: Sega

Finalmente el The Hinokami Chronicles mantiene inmaculado el apartado sonoro con las voces en japonés, inglés y música original de la serie (incluyendo esa emotiva melodía del episodio 19). Elegí el audio en japonés porque fue la experiencia más apegada al anime (otaku mode), pero ojalá los desarrolladores y Bandai Namco volteen un día para ver la enorme demanda Latinoamericana por escuchar a nuestros cazademonios hablando en español latino, en fin.

Cada uno de estos elementos trabaja armoniosamente para que la experiencia en The Hinokami Chronicles con la misma intensidad en los combates y pulcra animación que tuvo Kimetsu no Yaiba durante su debut en octubre de 2019 (curiosamente dos años antes del lanzamiento del videojuego).

Imágenes: Sega

Las Crónicas de Hinokami continuarán

Parece que la formula CyberConnect2 para los “videojuegos de anime” consta únicamente en ensalzar los bellísimos visuales que provienen de la serie que reproducen,  y entiendo las limitantes que representa avanzar al mismo paso que el anime de Kimetsu no Yaiba.

Pero si en los próximos videojuegos (que claro que habrá, por lo menos dos más) sigue ofreciendo la misma propuesta con su gameplay, The Hinokami Chronicles será recordado únicamente por sus visuales (cuyo merito proviene desde la animación), y en el marco de lo que puede ofrecer “un videojuego” quedará debiendo propuestas que merezcan un genuino reconocimiento a la creatividad del videojuego.

Como ejemplo, solo bastó un Captain Tsubasa: Rise of New Champions (2020) para mostrar “su sello personal” dentro del mundo de Los Super Campeones ¿Por qué no reproducir algo como eso aquí? Un cazademonios personalizado que aprenda los tipos de respiración según el personaje con el que entrene. ¿Qué se yo? Ellos son los desarrolladores y por medio del videojuego tienen la oportunidad de expandir el lore de una serie (en este caso Demon Slayer) hacia lugares donde las bases de su historia original no le permiten explorar. De omitir lo contrario, los próximos juegos se verán como bellas fundas de Nichirito con espadas semi-oxidadas en su interior.

Imagen: Sega

Pero no me malentiendan, Kimetsu no Yaiba: The Hinokami Chronicles es una experiencia de lo más disfrutable hasta para los fans más demandantes de la franquicia, que en pocos días comenzará a expandir su historia con el regreso de la temporada 2 del anime a la televisión, y -en un posible futuro próximo- el siguiente paso de Demon Slayer en los videojuegos.

¿Te recomendamos jugarlo? Definitivamente. Podrías pasar horas en el competitivo online pese a su reducido abanico de personajes, pero si conoces nombres como Yoriichi, Kokushibo, Douma, Kaigaku o incluso los seis pilares restantes… podrías guardar tus ansias y esperar por una versión más completa de Las Crónicas de Hinokami, que como dijimos arriba no tardará mucho en aparecer. La popularidad de Kimertsu no Yaiba se encuentra en el pico más alto de su existencia.

***

Todo lo que quieres saber sobre la historia del anime, sus personajes, géneros y artistas lo encuentras con tu Senpai de confianza. Síguenos en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO