Reseña – Horizon Chase Turbo: Senna Forever, un recorrido por la trayectoria del mejor piloto de la historia

El legado de Ayrton Senna en un videojuego que nos hace recordar lo mejor del género en la década de los noventa.
Ayax Bellido
Vive las hazañas de Senna | Imagen: AQUIRIS

Si uno piensa en videojuegos que podrían rendirle tributo a Ayrton Senna, uno de los pilotos más connotados y queridos en la Fórmula 1, se podrían venir muchas opciones a la cabeza, sobre todo considerando que la máxima categoría del automovilismo incluso cuenta con su propio juago oficial. Sin embargo, entre todas estas posibilidades, uno no imaginaría que Horizon Chase Turbo, un juego de cerreras arcade con temática retro fuera el encargado de hacerlo gracias a un DLC llamado Senna Forever.

Y sí bien se trata de una experiencia muy sencilla que puede parecer muy básica sobre todo para la nueva generación de jugadores, el DLC fue implementado de tal modo dentro de las mecánicas del título que por su precio, se convierte en una opción interesante para acercarse a la vida y hazañas del piloto brasileño, el cual tuvo una vida dentro de las pistas digna de ser admirada.

Senna, las carreras como estilo de vida

Horizon Chase Turbo: Senna Forever tiene la intención de acercar a una nueva generación la historia y ascenso a la gloria del automovilismo de Ayrton Senna, piloto brasileño que dominó la F1 a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa. Se trata del piloto Latinoamericano más laureado de todos los tiempos, y para muchos, uno de los mejores en la historia de la máxima categoría. Su carisma, profesionalismo, determinación, valentía, talento y sobre todo, sus victorias, así lo avalan.

El juego como tal se encuentra edificado sobre mecánicas de juego y un apartado gráfico retro. Horizon Chase Turbo se conduce como un juego de carreras de los noventa, con un manejo simplista y representaciones caricaturescas de los autos y las pistas.

Aquí no hay derrapes resbaladizos ni espectaculares, y los frenos son completamente opcionales. Se trata básicamente de guiar a tu bólido a través de los diferentes circuitos, intentando medir la velocidad para no exceder con la misma en las curvas y evitar quedar fuera del asfalto, lo que claro nos hará perder una gran cantidad de segundos.

Imagen: AQUIRIS

Respecto a los botones, tendrás uno para acelerar, el de frenado y otro para usar los nitros, que te brindan un buen impulso en carrera al momento de adelantar a los jugadores. Adelantar tampoco es complicado, simplemente se trata de medir la velocidad y los espacios para dejar atrás a tus rivales, aunque ten cuidado, pues si no tienes suerte y te estrellas, perderás una cantidad sustancial de impulso, por lo que en las rectas, es mejor evitar a tus oponentes. Del mismo modo, si golpea una barrera con demasiada fuerza o conduce sobre el césped. No es la gran ciencia, pero habrá circuitos llenos de curvas en ese y chicanas donde se requiere cierto grado de habilidad para mantener el coche en pista. Algo que seguramente después de un par de vueltas podrás dominar sin ningún tipo de contratiempo.

En ese sentido, también vale decir que algunos de las mecánicas no se sienten del todo pulidas y presentan algunas inconsistencias. Por ejemplo, hacer una arrancada perfecta te brinda cierto impulso al comienzo del juego, sin embargo muchas veces resulta inútil pues con la velocidad adquirida inmediatamente te estampas con el competidor de adelante, por lo que incluso terminas perdiendo más tiempo del que ganas. Respecto a la conducción, tendremos dos cámaras a elegir: la clásica desde atrás del auto y una desde la cabina, la cual da la sensación de ir montado sobre un go kart dada la naturaleza del juego

Toda esta jugabilidad simplista se encuentra envuelta en un apartado gráfico de colores brillantes, bordes deliberadamente afilados y superpuesto aderezados con una banda sonora electrónica que nos hace recordar lo mejor de la era de los 8 y 16 bits. Senna Forever tiene todos los ingredientes de una experiencia retro en la octava generación de consolas.

Imagen: AQUIRIS

Al estilo de la F1

El contenido de Senna Forever es una adición maravillosamente nostálgica al juego existente, lanzado por primera vez en 2015 para dispositivos móviles y luego en 2018 para consolas y PC. Los autos de F1 más antiguos se adaptan a las mecánicas clásicas y la historia de Senna trae recuerdos felices a aquellos que crecieron viendo cómo ese casco amarillo dominaba en Mónaco hace más de 30 años.

En el DLC encontraremos dos modos de juego. El primero es Trayectoria, el cual se compone de cinco capítulos, cada uno de los cuales se centra en ciertos períodos de tiempo dentro de la carrera festejada de Ayrton, comenzando en 1984, su temporada de debut. Así, haremos un recorrido por sus inicios en el quipo Toleman, sus asombrosas demostraciones en la lluvia, su ascenso a McClaren, la rivalidad con Alain Prost y el momento de gloria que le permitió alcanzar tres Campeonatos Mundiales.

Imagen: AQUIRIS

Aquí, cada carrera es de tres vueltas y siempre comienzas desde atrás. Debe administrar tu combustible y los nitros, los cuales podrás recolectar a lo largo de la pista. También hay monedas coleccionables que podemos recoger y que pueden agregar cierta emoción a la partida. Además, a medida que completa cada misión en la carrera, hay objetivos adicionales llamados “Marcas de Senna”, las cuales van desde terminar en una determinada posición, usar cierta cantidad de nitro durante la carrera, lograr una largada perfecta, recoger combustible en una vuelta en especifico o recoger todas las monedas del circuito.

Al inicio de cada carrera tendrás la opción de elegir entre tres distintas configuraciones de auto: una ideal para los climas de lluvia, otra que agrega carga aerodinámica al auto y le resta combustible, y una tercera con mayor combustible pero menos velocidad punta. Deberás elegir según las condiciones y trazado de cada uno de los circuitos.

Imagen: AQUIRIS

No hay contenido con licencia aparte del nombre y la apariencia del héroe brasileño, por lo que el nombre de las escuderías y nombres de los pilotos han sido modificados, aunque cada nombre te resultará inmediatamente familiar si eres fanático de a F1. Lo que sí, es que hay pequeñas viñetas que nos van narrando algunos de los momentos más destacados de la carrera de Ayrton Senna.

Pero les comentaba que hay dos modos de juego, y el segundo es el llamado Campeonato Mundial. Aquí nos olvidamos de Senna y somos traslados a la F1 en general (sin licencias), para conducir los otros autos de carreras de la generación a lo largo de un torneo con determinado número de carreras en el que vamos sumando putos según la posición en la que finalicemos.  Aquí se puede jugar con hasta otras tres personas gracias a la opción de pantalla dividida, en un añadido más que interesante.

Imagen: AQUIRIS

Horizon Chase Senna Forever no tiene la jugabilidad más fascinante y pulida ni un sistema de recompensas que destaque por sus gratufucaciones. Tampoco es el más desafiante y una vez que hayas terminado algunas carreras, lo más probable es que lo domines. Pero, intentar completar todos los objetivos de bonificación y recolectar las monedas es un gancho de juego lo suficientemente satisfactorio. Además, se trata de un título envuelto en nostalgia y, con suerte, acercará a una audiencia más joven a la inspiradora historia de Ayrton Senna en la Fórmula 1.

Horizon Chase Turbo: Senna Forever está disponible para Nintendo Switch, PC, PlayStation 4, Android, iOS y Xbox One, consola en la que se probó el juego para fines de esta reseña. Como dato curioso, vale mencionar que lo recaudado con este DLC se utilizará para apoyar los programas educativos del Instituto Ayrton Senna.

***

Los Streams del Senpai te esperan para echar la reta todos los viernes a la 1:00 pm (horario de la Ciudad de México). No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO