Reseña: God of War, Kratos y Atreus consiguen su versión definitiva en la PC Master Race 

¿Vale la pena jugar God of War en PC?
César
¿La versión definitiva de God of War está en PC? | Imagen: SIE

God of War es uno de los mejores juegos de la generación pasada y para muchos el mejor juego de 2018, incluso por encima de un Red Dead Redemption 2 o Marvel’s Spider-Man. De entrada, la aventura de Kratos y Atreus es un viaje único, lleno de momentos clave que reflejan la madurez de la industria, creativos y los jugadores; una transformación completa de toda la saga, para reencontrarnos con un héroe que creció más allá de su venganza.

God of War ha regresado, pero esta vez bajo el cobijo de la PC Master Race. De la misma forma en que Sony ha llevado a la PC juegos como Death Stranding o Horizon Zero Dawn, la aventura de Kratos se cuela al mundo de los ordenadores con una extensa mejora gráfica, la fluidez de hasta 120 FPS y, próximamente, un montón de mods creados por los fanáticos que seguramente van a terminar en nuevas escenas relacionadas con Afrodita. Pero en esencia, God of War regresó con todo el poder de un dios, y la responsabilidad del padre del año.

God of War Meet The Last of Us

Tres años después de su lanzamiento, no tiene mucho caso que nos sumerjamos por completo en la historia y gameplay de God of War, pero vale la pena recordar algunas cosas. God of War juega con la idea de un reboot, por lo que el Fantasma de Esparta ha dejado sus aposentos en Grecia para vivir una vida común y corriente en territorio nórdico. Kratos ha conseguido un poco de paz e incluso una familia, lamentablemente la vida de los mortales es efímera y lo primero que encontramos en esta entrega es a un Kratos devastado por la muerte de su amada. Pero la vida sigue, y su primera misión, antes de lidiar con los dioses de Asgard, será entrenar a su hijo y fortalecerlo de cara al viaje que su esposa les ha asignado como último deseo.

Atreus, el hijo de Kratos, es un niño impaciente, sin experiencia en combate y con las enfermedades típicas de un chico de su edad. No nos equivoquemos, Kratos lo ama, pero su naturaleza contrasta totalmente con lo que conocemos del Dios de la Guerra. Y todo empeora tras la muerte de Faye, pues no solo ha perdido a su esposa y a la madre de su hijo, también su protección, y con esto se ha develado un extraño secreto que rodea al origen del joven Atreus. Es así que la última voluntad de Faye no solo es una encomiendo para rendir respeto, sino un viaje para descubrir la verdad detrás del niño y el poder que guarda en su interior.

SIE

Siempre sentí que God of War era una respuesta por parte de Santa Monica al The Last of Us de Naughty Dog. La naturaleza de ambos juegos depende de la relación padre-hijo, y la narrativa surge a partir de un largo viaje en donde la misión principal queda en segundo plano para dar fuerza al redescubrimiento de cada uno de los protagonistas. Cory Balrog, director del juego, hace un gran trabajo al combinar el poder y la brutalidad de Kratos, sin descuidar la labor de padre, la angustia y la impotencia de un héroe que no puede resolver toda su vida a golpes.

A pesar de no ser un mundo abierto, God of War logra combinar un gameplay, relativamente, tradicional, con un escenario amplio y lleno de secretos. Eso sí, hay un enorme cambio respecto a la estructura clásica, y aunque la idea del hack & slash parece mantenerse, la realidad es que estamos ante un juego menos dinámico y que apela a un sistema de juego más estratégico, con muchas opciones de personalización y menos armas que en títulos anteriores. Eso sin contar que el sistema de botones cambió por completo, y que el arma principal es un hacha y no las clásicas espadas del caos. Sí, God of War es una reinvención total del mito, y funciona en casi todos los sentidos.

Tras entender el nuevo sistema de batallas, acercarse al árbol de habilidades y conseguir lo necesario para mejorar nuestras armas, God of War ofrece un mundo amplio en donde las misiones secundarias están a la orden del día. Desde encontrar los objetos necesarios para formar una suerte de Infinity Gauntlet, hasta descubrir vencer a todas las Valkirias.Seguro puedes tener unas 50 horas de juego si te lo tomas con calma, así que bien vale pena entrarle a la versión de PC por pura nostalgia o si nunca lo has jugado.

Kratos vs PC Master Race

Vamos a lo que realmente importa en esta versión de PC, el apartado gráfico. God of War llega a las computadoras con 4K nativo, lo que marca gran diferencia con su versión original en PS4 Pro e incluso con el juego mejorado que podemos encontrar en PS5. Desde la pantalla inicial (sí en el menú) podemos ver a un Kratos más detallado, que muestra con más atención los rasgos de la edad y hasta vemos una barba más natural. Tras iniciar la partida el juego se mueve suavemente con una buena tasa de refresco, la cual puede llegar hasta los 120 FPS. Como puedes ver en el video, pudimos jugar entre los 70 y 80 cuadros por segundo en Alta, lo cual pudo librar muy bien la Nvidia RTX 2080TI. Si quieres algo más relajado y funcional, puedes jugar con los gráficos originales de PS4 y desbloquear los cuadros por segundo para una experiencia tan fluida como la sangre que baña a Kratos en cada combate.

También hay opciones que van mucho más arriba, con 4K en ULTRA y los FPS desbloqueados… claro que para esa experiencia vas a necesitar una gráfica de última generación. Extrañamente se quedaron fuera las opciones para Ray Tracing, lo cual es raro teniendo en cuenta el enorme nivel gráfico que presenta esta versión. Puede que Sony no quisiera adornar de más su juego en PC, esperando a que God of War: Ragnarok sea el portento gráfico de la saga para este 2022, por supuesto, estas son puras especulaciones. Pero regresando a lo que sí hay, nos encontramos ante una enorme optimización que deja atrás los errores de PlayStation en casos como Horizon Zero Dawn. Si bien cada computadora es diferente, durante nuestras pruebas no tuvimos problemas con los componentes o con el desempeño del juego, y la personalización tiene todo lo que podríamos necesitar como el uso de Nvidia DLSS para optimizar mejor los cuadros por segundo, Nvidia Reflex para mejorar la latencia del control y evitar el lag con el control o el poder visualizar el juego en monitores panorámicos.

Dentro del juego nos encontramos ante un gameplay más ágil, por ejemplo, el movimiento del hacha se siente más rápido y las peleas tienen un ritmo más dinámico, pues Kratos se mueve con mayor soltura. Si bien encontré algunas caídas en las animaciones, casi toda mi experiencia se mantuvo estable, incluso cuando me puse a jugar con las opciones gráficas. No llegué a los 120 FPS, pero los 80 FPS en modo Original y Alta fueron bastante satisfactorios. Además, los tiempos de carga se redujeron considerablemente y en general el gameplay se ve beneficiado por la optimización en PC. Si tienes una máquina de gama media lo vas a disfrutar mucho, mientras que en una PC de última generación tendrás la experiencia más completa que puede ofrecer God of War. Para la reseña tuve la oportunidad de jugar con una RTX 2080TI en combinación con un procesador Intel i7-10700K y 16GB de RAM.

SIE

God of War es compatible para jugarse con mouse y teclado… aunque no es la mejor opción, pero funciona. Jugué durante unos minutos con un teclado y ratón, y la dinámica de los ataques está bien implementada. Sin embargo, no le di más de 10 minutos a dichas opciones. Para la reseña jugué con el Dualsense de PS5 y la experiencia fue bastante tradicional. A pesar de ser un port oficial, la integración del control de PS5 no tiene ningún extra, ni en los gatillos adaptativos, ni en otras funciones como los leds del control o el botón de share. De hecho, el juego tomó al Dualsense como si fuera un control de Xbox One. Definitivamente recomiendo jugarlo con un control tradicional, pero no te preocupes por ocupar un mando de PlayStation, pues no habrá ninguna diferencia.

¿Vale la pena jugar God of War en PC? Si nunca has jugado God of War, por supuesto que vale la pena. Es uno de los mejores juegos de los últimos años, y se ve increíble en PC. Y sí, se ve mejor que God of War en PS5. Si ya jugaste el de PS4… puede que esta versión te llame la atención por su nivel gráfico, pero nada más; no hay grandes añadidos para la historia o los modos de juego. Y claro, el que se tardase casi 4 años en llegar a la PC también le puede restar algunos puntos a la experiencia, pero eso ya es una cuestión más personal. Siendo uno de los mejores juegos de la generación pasada, vale la pena jugarlo por primera vez o volver a jugarlo cuando tengas la oportunidad.

***

Solamente lo mejor del anime y los videojuegos tiene lugar en nuestros RANKING, ¿Quién se llevará la corona?. Descúbrelo en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO