Reseña: Forza Horizon 5, un maravilloso viaje que enaltece la belleza de México

Un viaje por carretera majestuoso, entretenido y revelador en cada uno de sus rincones.
Ayax Bellido
Visita México con los autos más veloces del mundo | Imagen: Playground Games

Fue en 2012 que Playground Games vino a cambiar las reglas dentro del género de juegos de carrera con Forza Horizon, mostrando que no todo debía ser adrenalina y frenetismo, pues al momento de conducir no solo hay placer en la velocidad, sino  también en la contemplación. A veces, quitar el dedo del acelerador y manejar sin rumbo es la mejor experiencia, y desde ese momento la marca se ha posicionado como uno de los estándares de Xbox y con cada entrada de la serie, el desarrollador ha ofrecido sin descanso entretenidas carreras de mundo abierto en escenarios vívidamente renderizados.

Forza Horizon 5 es el último lanzamiento de la saga para Xbox One, Xbox Series X|S y PC, trasladando toda la emoción del festival Horizon a México, en una experiencia que resulta un auténtico agasajo de principio a fin. Y es que quizá sea ese vínculo tan personal que tengo con los juegos de carrera, o el hecho de que el escenario en esta ocasión es mi país, pero al jugar Forza Horizon 5 me quedo con la sensación de que estamos ante uno de los mejores juegos de carreras de la historia, y sin duda, ante una de las mejores entregas de la industria de los videojuegos de todo el 2021.

Fiesta mexicana

Dicen que no se arregla lo que no está roto, por lo que la premisa en Forza Horizon sigue siendo la misma que la de sus antecesores: un festival desciende y se instala en algún lugar del mundo para llevar a cabo eventos de carreras de todo tipo y de dudosa legalidad a través de las diferentes carreteras y zonas de la región.

Por supuesto, que argumentalmente se trata de una historia llena de huecos y cada secuencia se siente superflua, pero realmente, a lo largo de todos estos años el Festival Horizon ha demostrado que no requiere de un contexto coherente o profundo para fascinar a los jugadores, solo hacen falta paisajes majestuosos, caminos desafiantes, un mundo abierto que recorrer y autos veloces para que la premisa funcione a la perfección, y es sin duda esta quinta entrega la que mejor ha incorporado y amalgamado cada uno de estos elementos.

Imagen: Playground Games

Ahora, a diferencia de otras veces, el Festival Horizon no se encuentra totalmente asentado y lo tendremos que ir construyendo de forma gradual, en un ligero cambio de estructura que me ha parecido acertado. A diferencia de los primeros cuatro juegos, en México no serás un novato, sino una estrella de las ediciones anteriores del festival, y por ende, el punto de lanza para comenzar a dar vida a las diferentes carreras que se desarrollarán en suelo azteca y maya.

Así se siente México

En Forza Horizon 5 estamos ante el mapa más extenso de la saga. Playground  desarrolló de forma excepcional un amplio territorio totalmente inspirado en la geografía mexicana, presentando una enorme variedad de entornos extremadamente exóticos e interesantes en los que uno pueda pasar las horas sin presentar el más ligero atisbo de aburrimiento.

El tapiz de escenarios y fondos coloridos es probablemente el más hermoso en la historia de los juegos de carrera. Quizá me esta ganando un poco el amor que puedo profesar como mexicano hacia mi país, sin embargo, no exagero al decir que estamos ante una entrega visualmente hermosa, con escenarios majestuosos que nos llenan la pupila con tonos y texturas que le dan una enorme vida a cada uno de nuestros viajes por carretera.

Imagen: Playground Games

Tenemos Baja California, donde el asfalto es bañado por el sol y se abraza la costa mientras el desierto blanco, seco y arenoso se funde con la playa. Está la encantadora representación de la ciudad de Guanajuato, con su red estrecha y laberíntica de calles adoquinadas, túneles, catedrales, monumentos históricos y casas coloridas. Podemos sumergirnos en la profundidad de la selva, con zonas pantanosas que pasan a través de templos antiguos, matorrales y pistas de aterrizaje abandonadas, en contraste con la pintoresca ciudad costera de Tulum, flanqueada por el océano de un lado y manglares y cenotes por el otro.

Está la representación del místico Teotihuacan con sus pirámides milenarias, hay tierras de cultivo verdes y onduladas cubiertas hierba azotada por el viento, y paisajes llenos de cactus altísimos, arbustos rebeldes y plantas de maguey, además de un pico volcánico alto y rocoso del cual podemos apreciar toda la belleza de la región. Se trata de un mapa fantástico, enorme pero digno de ser admirado en cada uno de sus rincones. Honestamente, resulta fácil perderte de las actividades principales del festival para manejar sin rumbo y apreciar cada uno de los maravillosos paisajes que encontramos en el juego. Estoy seguro de que nunca había usado tanto el modo fotografía dentro de un videojuego.

Imagen: Playground Games

La ambientación también es magnífica y sin duda muestra el trabajo de investigación que el equipo de desarrollo hizo sobre México. Por supuesto que no hablamos de una copia exacta ni de una recreación fidedigna, pero elementos como los vochos, las casas de ladrillos, las cabinas de teléfonos públicos o la exaltación de los valores familiares de cada uno de los personajes locales que nos encontramos, hacen que la experiencia sea aún más completa, sobre todo para el jugador mexicano que puede sentirse totalmente identificado.

Por supuesto que para lograr este grado de belleza en el apartado visual, se debe tener un enorme respaldo técnico. Forza Horizon 5 es uno de los juegos más impresionantes que yo haya visto en ese sentido, con una iluminación enormemente mejorada y un detalle asombroso en cada uno de los elementos, texturas y colores que componen el paisaje. Puedes ejecutarlo a 60 cuadros por segundo en Xbox Series X|S, y también hay un modo de 30 fps que permite mejorar las características gráficas.

Imagen: Playground Games

Además, Forza Horizon 5 también ha servido para mostrarnos el trabajo y estrategia respecto al hardware intergeneracional de Microsof, y a mi juicio lo ha aprobado con un sobresaliente. Jugué el título en Xbox Series S y en Xbox One de primera generación, y el rendimiento no se ve comprometido de forma sustancial en esta última. Por supuesto, las diferencias visuales son palpables, pero el juego corrió sin ningún contratiempo en ambas plataformas. Ahora, ¿El juego de la Serie X|S se habría visto aún mejor si no tuviera que ejecutarse en las consolas Xbox One? Probablemente sí, pero Xbox aún tiene dos tipos de usuarios que atender y el rendimiento en ambas consolas me parece el adecuado, por lo que no hay nada que criticar en ese sentido.

Libertad al manejar y mucho por hacer

Si bien Forza Horizon no es exactamente un juego de arcade al estilo de Burnout, ciertamente está en el lado más accesible de las cosas. La física se siente un poco basada en la realidad, y notarás ciertas diferencias entre cómo se manejan los distintos autos, pero a grandes rasgos el sistema de conducción es muy indulgente y fácil de aprender, por lo que Forza Horizon 5 se mantiene como un juego muy accesible para cualquier tipo de gamer.

Imagen: Playground Games

Derrapar, saltos a grandes distancias, volcar tu automóvil, hacer trompos, frenadas de mano violentas y más mecánicas tipo arcade siguen siendo la constante, aunque la configuración te permitirá aumentar un poco la complejidad con algunos elementos de simulador como los cambios de marcha manual, la desactivación de la ayuda en las frenadas u otros elementos que pueden hacer que la experiencia sea más real al volante.

Por otro lado, Forza Horizon 5 no cambia la estructura básica y todavía hay una gran cantidad de cosas y actividades que salpican a lo largo de todo el mapa mexicano. Aunque a diferencia de otras entregas, puedes elegir qué eventos en específico desbloquear a medida que avanzas. Por ejemplo, puedes progresar con las carreras de circuito cerrado y las callejeras desde el principio antes de profundizar en otro tipo de competencias como las de rally a campo traviesa.

Imagen: Playground Games

También vale decir que Forza Horizon 5 es menos agobiante y demandante con las actividades que debes hacer en relación a su antecesor, que prácticamente llenaba el mapa de eventos nuevos cada vez que encendías la consola. En México las cosas avanzan al ritmo que juegues, lo que permite una mayor holgura y libertad en la exploración, algo que se agradece profundamente teniendo en cuenta la estética que presenta. Como jugador me hace sentir mejor poder conducir apreciando el paisaje en busca de cualquier auto perdido en alguno de los graneros, o simplemente escuchando la canción de turno en una de las estaciones de radio del festival

Por otro lado, Forza Horizon 5 apenas avanza con respecto a sus predecesores en términos de diseño. Los menús, interfaz de jugador, el editor de personajes, la navegación, personalización y demás elementos se mantienen prácticamente igual. Además hay otros elementos clásicos de la franquicia como las cadenas de habilidad para subir de rango y el árbol de habilidad de tus autos que no han sufrido modificaciones. Honestamente, estoy bien con eso. El escenario lo es todo en Forza Horizon, es lo que dicta y define el sinfín de carreras, campeonatos, eventos de exhibición y misiones que debemos realizar, por lo que estos son aspectos que terminan por pasar a un segundo plano.

Ahora, esto es un juego de coches, y el garaje es tan grande como el mapa en sí, con más de 500 vehículos en una selección  que incluye a las marcas más históricas, importantes y reconocidas de la industria automotriz. Como ya es una costumbre dentro de la saga, la recreación de cada uno de estos autos cuida hasta el más mínimo detalle, tanto en el exterior como en el interior, pues la cabina presenta los elementos distintivos de cada uno de los automóviles. Se trata de un auténtico agasajo si tienes espíritu de coleccionista.

Imagen: Playground Games

Forza Horizon 5 es un paraíso para los amantes de los autos, un recorrido profundo y lleno de matices por la belleza del paisaje mexicano. Es un festival lleno de carreras emocionantes que incluye a los bólidos más veloces del mundo, o las todoterreno más imponentes del mercado, pero también es una oda a los viajes en carretera y a las experiencias contemplativas dentro de los videojuegos. Es un homenaje a México y su milenaria cultura. Un juego de carreras arcade que siempre se siente relajado, que no te abruma al encerrarte en algo que no quieres hacer y que te recompensa constantemente por lo que eliges jugar. Se ve hermoso, suena magnífico y se siente como una experiencia placentera, recreativa y entretenida de principio a fin.

Sí, Forza Horizon 5 es un videojuego que está repleto de virtudes, pero sobre todo, es el resultado de un estudio de desarrollo en la cima de su oficio y género, y el mejor título de carreras de mundo abierto que he jugado en mi vida.

***

Los Streams del Senpai te esperan para echar la reta todos los viernes a la 1:00 pm (horario de la Ciudad de México). No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO