Reseña: Death Stranding Director’s Cut, ¿el futuro está en PS5?

Unir al mundo es la misión. Un paquete a la vez.
César
El futuro ha llegado... ¿o no? | Imagen: SIE

Sigo sin creer todo el tiempo que le he dedicado a un juego en donde mantener apretados los gatillos y el joystick para adelante es prácticamente lo único que tengo que hacer durante varios minutos. Por otro lado, esta tercera vuelta por Death Stranding me ha dejado en claro que los videojuegos son un medio muy complejo para contar historias, y al mismo tiempo mantienen cierta inocencia que los hace entrañables… sin importar lo pretenciosos que puedan llegar a ser.

Mi primera vez con Death Stranding fue en PS4 el día de su lanzamiento. Debo admitir que a pesar de dedicarle más de 8 horas y luego de un stream que dejó somnoliento al staff de Senpai, no entendí qué era lo que tenía que hacer y mucho menos me sentí atraído por la historia o sus personajes. Me aburrí y lo eche al montón de “luego le sigo”. Para la segunda vuelta la pandemia tenía sometida al mundo entero y la versión de PC estaba por llegar con mejores gráficos y algunas misiones especiales. Fue ahí donde la soledad de Sam Porter y su importancia en un mundo que ha sido relegado a sus hogares hizo clic conmigo. Disfruté de Death Stranding al mismo nivel que de The Last of Us 2 o Final Fantasy VII Remake. Y logré entender (más o menos) lo que Hideo Kojima quería decirle al mundo. Aunque no creo que eso hubiera sido posible sin una pandemia.

Prácticamente un año después he regresado a Death Stranding, esta vez para sumergirme en su Director’s Cut. Todavía hay una pandemia en las calles y algunas restricciones, pero el mundo no es el mismo (afortunadamente) que en 2020. Así que sí, una vez más mi percepción sobre el juego ha cambiado, pero no estoy tan alejado de lo que sentí en mi segunda oportunidad. A grandes rasgos, Death Stranding es un juego emocionante, divertido, lleno de caprichosos, pero con una historia encantadora… más sencilla de lo que quiere aparentar. Death Stranding es un buen juego, uno al que sí deberías de darle una oportunidad (por más de 20 horas de ser posible para entrarle a lo bueno).

🌈🦀🐟🐋🐬☔️🌱👻🌪💀⛱👶👍🎬

No creo que sea necesario volver a hablar por completo de la historia del juego (eso ya lo hice aquí) así que lo mejor será hablar rápidamente de la campaña: Death Stranding nos coloca en un mundo post apocalíptico en el que una alteración al espacio tiempo ha causado extraños fenómenos naturales. Gracias a esa situación sin explicación el mundo de los muertos y los vivos están conectados. Los muertos aparecen en la Tierra como seres fantasmales conocidos como CV y sí se vuelven a morir pueden causar explosiones terribles capaces de desaparecer ciudades completas.

Por si lo anterior fuera poca cosa, el mundo de Death Stranding se ve afectado por la mengua, una especie de lluvia con altas concentraciones de quiralio, una partícula capaz de acelerar el tiempo en cualquier superficie que toque. Tanto las CV como la mengua han obligado al mundo a refugiarse, por lo que prácticamente cualquier ecosistema está libre de vida, pero con naturaleza en su máximo esplendor. Los únicos que se atreven a salir al exterior son los repartidores, personas especializadas en entregar mercancía, comida o cualquier objeto a través de Estados Unidos.

Imagen: SIE

Estos repartidores se han ganado el respeto del mundo, pero también han sido utilizados para desatar el caos por terroristas que desean mantener el fuego en el planeta y nunca regresar a la normalidad. Nuestro protagonista, afortunadamente, es un mensajero que no busca el caos, sino todo lo contrario… y todo gracias a una vieja conocida que le pide unir a los Estados Unidos una vez más. Sam Porter Bridges es nuestro personaje en Death Stranding, un repatriado (o sea que murió pero no murió) con Dooms (una cosa toda rara que se ganó al morir y que es letal para las CV) que tiene que salir al mundo a entregar paquetes hasta que todo el país esté conectado.

Ese es mi mejor intento por resumir la historia de Death Stranding… claro que dejé fuera la unidad BB que carga Sam todo el tiempo. Las visiones que se le presentan a Sam a través de esa unidad BB. Los personajes que ayudan a Sam a lo largo de su travesía. Los sueños que tiene Sam con el personaje de Lindsay Wagner. O las decenas de misiones secundarias. Eso sin contar los enfoques filosóficos, culturales, sociológicos y de ciencia ficción que le pone Hideo Kojima a toda la historia. Más todo el relleno y lo que uno puede sacar del juego si de verdad se compromete con él.

Imagen: SIE

Y justamente ahí está la magia de Death Stranding, en el compromiso. Ya sea el de Sam Porter Bridges por unir a los Estados Unidos. El de Hideo Kojima al tardar años en sacar un juego que seguro Konami le rechazó. O en el el jugador que toma el control y no lo suelta hasta sentirse fastidiado por lo que tiene enfrente. Death Stranding necesita 10, 20, 30, 40 o no sé cuántas horas para hacerte sentir algo, pero cuando lo logra… es bastante emocionante. Nadie te obliga a seguir jugando, pero sí puedes hacerlo estoy seguro de que al menos no terminarás indiferente ante la propuesta.

🌈🦀🐟🐋🐬☔️🌱👻🌪💀⛱👶👍🎬

Sobre el sistema de juego: sí, es un simulador de Uber Eats como ya has escuchado. Pero el trabajo en la historia es lo suficientemente interesante como para darnos cuenta que lo que está repartiendo Sam es esperanza, y sí ya le compraste la idea a Hideo Kojima el resto es bastante simple. Nuestro héroe tiene que recorrer todo Estados Unidos y ahí es donde entramos nosotros, para presionar los gatillos y evitar que caiga al suelo, para ponernos firmes ante la corriente del río y para buscar refugio ante la lluvia que carcome los paquetes.

Sam no es un soldado, ni siquiera es un explorador. Sam es un repartidor de Amazon que te deja tu paquete en casa sin problemas o uno de Fedex que lo patea hasta tu puerta… y es que no se trata solo de llevar un objeto que se guarda en una bolsa invisible del Bosque Kokiri al Castillo de Hyrule. En Death Stranding todo lo que tienes que llevar se puede ver en el juego y lo ves en el cuerpo de Sam, quien lo carga en sus espaldas. Ese paquete se puede dañar o lo puedes perder o te lo pueden robar. Así que tienes que ponerle atención a la forma de entrega: a pie, en auto o por catapulta.

Imagen: SIE

Aquí entra otro punto crucial: el mapa del juego. En Death Stranding las piedras no están de adorno, te puedes tropezar y dañar un paquete. Puedes ser arrastrado por la corriente de un río intentando cruzar al otro lado. O tu vehículo se puede quedar a medio camino atorado entre dos piedras que creíste que sí librabas. Además, las CV te amenazan todo el tiempo, y solo puedes escapar de ellas (al menos al inicio). Nada es sencillo para este repartidor, al menos hasta que el título de una canción aparece en la pantalla y te das cuenta de que avanzaste un poco más y llegó la hora de descansar.

Conforme avanzamos en la historia, el juego nos va dejando más en claro la misión y los recursos que tenemos para librar las adversidades. Desde llegar a un nuevo punto clave de Bridges o encontrarnos con un ermitaño que tiene proyectos de armas perdidos… incluso cuando descubrimos que nuestros desechos y sangre pueden ser mortales para las CV. Todo está íntimamente ligado a la misión de conectar al país una vez más.

🌈🦀🐟🐋🐬☔️🌱👻🌪💀⛱👶👍🎬

Imagen: SIE

¿Y la Director’s Cut? Bueno, el propio Hideo Kojima ya dijo que el subtítulo de Director’s Cut no tiene mucho sentido para él. Y sí, tal y como pasó con Ghost of Tsushima Director’s Cut, esta entrega es más una reedición en 4K y 60FPS que una versión del director a la Zack Snyder con su Justice League. En Death Stranding parece que hay menos cosas nuevas en cuanto a la historia, principalmente porque el juego original ya duraba más de 70 horas. Si nunca los has jugado esta puede ser la oportunidad perfecta… al menos hasta que actualicen la versión de PC.

Ya lo he mencionado en la reseña, la versión de PC de Death Stranding fue donde abrace por completo esta propuesta, y me parece que sigue siendo una mejor versión en aspectos técnicos que la entrega de PS5. Ya he jugado a Death Stranding en una 2080TI y no le pide nada a lo que tenemos en PS5, ni siquiera en cuanto a los agregados como las pistas de carreras o la personalización. Vaya, hasta las misiones de Valve, Half-Life, Horizon: Zero Dawn y Cyberpunk 2077 salieron primero en PC. Aunque eso sí, es mucho más fácil jugar a 4K y 60FPS a Death Stranding en una PS5 que en una PC.

Regresando al PS5, no se ve nada mal el juego en la nueva consola de Sony, salvo por algunas texturas que aparecen de la nada. Y sí solo has jugado la versión de PS4, definitivamente hay una mejora gráfica importante. Tanto los visuales en 4K como la fluidez de los 60FPS se agradecen, sobre todo en un juego donde el entorno es tan relevante para el protagonista. Además, la versión de PS5 es MUCHO más rápida que la de PS4 e incluso que la de PC, y se nota desde que cargas partida en el menú principal.

Imagen: SIE

Aprovechando las características de la PS5, el Director’s Cut de Death Stranding es compatible con la vibración háptica del DualSense, lo que le da un extra a la inmersión de las caminatas de Sam, sobre todo cuando el terreno rocoso lo obliga a escalar o cambiar constantemente de rumbo; sensación que también se transmite al presionar los gatillos en las eternas caminatas. Puede ser un poco cansado sentir esos golpeteos en las manos constantemente, pero en unas horas se sienten como parte de las acciones por completo. Al control también llega el irritable llanto de la unidad BB, así que cuida bien el volumen para que no te espantes en las noches y, sobre todo, cuida mucho a tu compañerito.

Otro agregado es el audio 3D a través de dispositivos compatibles como los Pulse 3D de PS5, lamentablemente sentí que el diseño sonoro del juego no se sentía tan trabajado como en Ghost of Tsushima, Returnal o Ratchet & Clank. Death Stranding ofrece suficientes capas de sonido como para que esta característica funcione, pero en ningún momento logré que el juego me absorbiera como los títulos mencionados. Creo que solo cuando entran las canciones de la banda sonora logré escuchar un poco de profundidad respecto a lo que pasaba con Sam, pero nada del otro mundo. Además, el llanto del BB desde el control se pierde y eso le resta puntos a la experiencia inmersiva.

Dentro del gameplay lo más rescatable es que la mayoría de los elementos que se agregaron a este corte del director son fáciles de encontrar y nos pueden acompañar durante prácticamente todo el juego… tampoco es que sean muchos. Tenemos una pistola de choques eléctricos; nuevas mejoras robóticas para Sam (que nos dejan llevar más carga sin tanto esfuerzo); podemos acceder a un campo de tiro; están las carreras en el Fragile Circuit (que parecen el capricho de los caprichos en el videojuego); la catapulta que nos ayuda a transportar paquetes de forma más sencilla; y un bonito robot que nos puede llevar cargando. La mayoría de los agregados se adaptaron para poder encontrarlos a partir del Capítulo 3, pero sí hay que pasar varias misiones secundarias antes de llegar a ellos.

Si ya acabaste Death Stranding en PS4 recomiendo que inicies una partida nueva, lo que te dará nuevos trofeos y te permitirá conocer los agregados de la versión del director. En caso de que tengas una partida incompleta en PS4, puedes pasar ese archivo desde tu vieja consola o con el juego en modo retrocompatible desde el PS5. Death Stranding no permite tomar tu save directamente desde PS Plus, así que debes tener tu consola y archivo a la mano para poder rescatarlo. Una vez que lo tengas puedes regresar a los puntos clave para conseguir los nuevos objetos. La integración de los agregados dentro del juego se agradece, pues no rompe el ritmo y se sienten como parte de la aventura.

Independientemente de los nuevos dispositivos disponibles, la mayoría de los agregados buscan hacer más relajada la travesía de Death Stranding. Está claro que el gameplay de este juego no es el más atractivo, por lo que los cambios le caen bien a los nuevos jugadores. Por otro lado, me hubiera gustado ver misiones nuevas que tuvieran repercusiones en la campaña principal, y aunque por momentos hay destellos de tales acciones, Kojima Productions optó por mantener las sorpresas para otra ocasión. Eso sí, como extras bastante chidos se incluyeron un mini libro de arte y una parte del soundtrack en versión digital… y se quedan cortos para todo lo que ofrece este juego.

Tomorrow Is in Your Hands

Imagen: SIE

Death Stranding Director’s Cut arriesga, pero no en el camino correcto. A mi parecer, el aporte más relevante de Death Stranding está en su historia y la narrativa (confusa y pretenciosa) que Hideo Kojima le dio a todo su universo. Hacerla más sencilla no está mal, pero venderla como un juego que complementa lo que ya habíamos visto antes es una mala jugada. No tengo idea del por qué PlayStation decidió bautizar sus relanzamientos con el subtítulo de Director’s Cut (yo creo que es culpa de Justice League), pero están muy lejos de hacerle justicia a esa idea del cine y la televisión.

Este Director’s Cut apenas alcanza a nivel técnico lo que vimos el año pasado en PC, y el resto de agregados son un adorno que no aspiran más que a rellenar una idea vacía que se pudo vender como un relanzamiento. Si en algún momento podemos ver los nuevos contenidos en PC entonces sí tendremos una versión definitiva de Death Stranding; por ahora hay un empate técnico entre PS5 y la PC Master Race. Pero si quieres mi consejo, solo concéntrate en darle una oportunidad a Death Stranding, sin importar la plataforma, porque con versión definitiva o sin ella, vale la pena sumergirse en las playas de quiralio.

***

¿Puedes hacer combos imposibles o derrotar a tu rival sin una gota de sudor? Envíanos tus mejores jugadas y podrás formar parte de Matchmaking en nuestro canal de Youtube.

ANUNCIO
ANUNCIO