Reseña: Gears 5, el mejor juego que vas a encontrar en Xbox One

César

La llegada de una nueva entrega de Gears of War siempre es motivo de festejo entre los jugadores de Xbox. Sin embargo, tras el poco celebrado lanzamiento de Gears of War 4 las expectativas por la quinta entrega se mantuvieron por debajo de lo esperado, situación que The Coalition aprovechó para mantener los secretos alrededor de Gears 5… una de las mejores exclusivas que hemos visto en Xbox One.

Para los apasionados por la historia de Marcus y JD Fénix la campaña de Gears 5 nos coloca justo después de los eventos que vimos en la cuarta parte. El mundo ha descubierto la existencia del Enjambre y de nueva cuenta depende del equipo Delta el futuro de la humanidad. Pero en esta ocasión hay un elemento extra, Kait Diaz guarda una aterradora relación con la Reina Locust y su lealtad podría no estar con Marcus y compañía.

Hermanos hasta el final…

A lo largo de cuatro episodios tendremos que atravesar uno de los retos más despiadados que hemos tenido la oportunidad de vivir en Gears of War. Si Gears 4 fue una especie de homenaje a la primera entrega de Epic Games, esta segunda parte repite el proceso para recordarnos los puntos clave de Gears 2; desde la encarnizada lucha contra el enemigo, hasta los conflictos personales de nuestros héroes.

La relación entre todo el equipo Delta hace de la campaña un viaje bastante complicado para los jugadores. De hecho se puede sentir que hay detalles que no te están contando del todo, lo que más allá de arruinar la experiencia, nos deja intrigados respecto a lo que puede expandir la historia de una futura sexta entrega. Sabemos que Xbox no deja atrás la oportunidad de crecer su universo y no hay duda de que buscará la manera de llevar la saga por algo más que una nueva trilogía.

Regresando a Gears 5, gracias a que los protagonistas quedaron establecidos en la entrega pasada, The Coalition no pierde tiempo contándonos su pasado o por qué son amigos, la historia se enfoca únicamente en las consecuencias del Enjambre y cómo es que una nueva invasión puede cambiar el triunfo que se había conseguido ante los Locust y Lambet. Hay muchos secretos alrededor de esta historia y la mayoría de ellos dependen de tus conocimientos previos en la serie.

Para explorar todos los aspectos disponibles, cada episodio cuenta con un pequeño mundo abierto al estilo de God of War. Aquí podemos sumergirnos a las historias de personajes secundarios que guardan viejos rencores provenientes de los puntos más antiguos de la historia conocida en Gears. Al mismo tiempo que podemos ver que los buenos no lo son tanto y por ello existen facciones de viejos soldados que siguen buscando una victoria personal sobre el gobierno que rige en Sera.

Cada aspecto de la campaña está sumamente cuidado para coincidir con toda la historia de la saga. Misterios de juegos pasados, referencias a historias que no han sido contadas en los juegos y hasta pequeños homenajes a los momentos más importantes de la serie. Gears 5 es un viaje lleno de locura por todo lo que significa la franquicia y lo que nos ha entregado a todos los jugadores.

Tal vez te interesa: The Coalition confirma el contenido gratuito que llegará a Gears 5

Otro punto para destacar en la campaña (y que posteriormente tenemos en el multijugador) es la posibilidad de modificar las habilidades de Jack, el robot que nos ayuda desde el primer Gears. Por medio de un árbol de habilidades, y con ayuda de objetos que encontramos en todos los niveles, Jack puede camuflarse, subir nuestra resistencia y hasta electrocutar enemigos. Al principio parece un gag divertido y después se convierte en un elemento que no puedes descuidar.

Este aspecto RPG no está tan pulido como otros elementos de la campaña, pero seguramente es la primera fase de un sistema de juego que la serie buscará retomar para el futuro. Al menos dentro de los modos en línea las habilidades de todos los personajes funcionan mejor, por lo que una vez que concluyas la campaña podrás pasar tranquilamente a jugar con Jack en Horda.

Esports para todos

Ya que hablamos del modo Horda, será mejor que pasemos a los modos en línea. Gears 5 es el primer título de la serie que apuesta por una experiencia competitiva desde el inicio. Si bien todavía puedes acceder a las partidas arcade o personalizadas, queda muy claro que el enfoque de The Coalition es dar cada vez más fuerza a los apartados competitivos y responder a las necesidades de los jugadores profesionales.

Teniendo en cuenta toda la acción del Gears Pro Tour es imposible que el juego no responda al feedback de los jugadores más clavados. Existen diferencias notables respecto a la cadencia de disparo en algunas armas e incluso la llegada de otras armas como la Garra que es muy poderosa contra los enemigos, pero tarda mucho en recargar o la nueva Lancer que puede lanzar granadas.

Obviamente depende del modo de juego y tu equipo, pero al menos al inicio los jugadores parecen intentar adaptarse a los modos en línea y las partidas se llenan de “lanceros” que solo se aprovechan de la oportunidad para destruir al enemigo con una despiadada serruchada. Cabe destacar que hemos jugado el juego desde su fase para prensa hasta los primeros días de su lanzamiento y a pesar de ese tiempo todavía no hay una estadística real sobre cuál será el camino de este aspecto multijugador.

Ahora que si lo que buscas es una experiencia más “casual” siempre podrás disponer del modo Horda, así como de Escape, ambos pensados en tener una interacción más cercana con el jugador que tenemos a lado o hasta por Xbox Live y con la ventaja de no preocuparse por perder el nivel y solo pasar un buen rato. Claro que también te lo debes tomar en serio cuando quieras cumplir los objetivos semanales.

Cabe destacar que el modo Horda no ha sufrido grandes cambios respecto a la cuarta parte, salvo por las habilidades de los protagonistas y la incursión de Jack. Estas habilidades rompen un poco el ritmo al que estábamos acostumbrados, pero nada que te impida disfrutar de la experiencia completa, por eso lo ponemos como un modo “casual”.

JD, Del y Kait son algunos de los personajes que cuentan con estos aspectos que básicamente explotan lo que vimos con Jack dentro de la campaña. Puedes volverte invisible o disparar con una “mira” de rayos x para atravesar paredes con tu arma… de ahí en fuera no hay muchas novedades. Lo que sí es un hecho es que te serán de mucha ayuda para acabar las 50 oleadas de la Horda en las dificultades más avanzadas.

Sobre Escape la dinámica es bastante divertida. Tres personajes escapando de un mapa lleno de enemigos del Enjambre, obviamente en una suerte de espacio controlado por el enemigo y con una cuenta atrás que solo nos da más tedio a la hora intentar sobrevivir. Piensa en este modo de juego como en un mapa de la campaña en una dificultad por encima de la dificultad que elijas (un poco más complicado que Experimentado, pero sin llegar a Locura, por poner un ejemplo).

Lo importante de Escape es que es cooperativo y privado para tres jugadores nada más. La parte de la hermandad entre Gears está bien representada y cada jugador tiene algo que hacer sin preocuparse por subir de nivel o por que te saquen de la partida. En un principio parece un modo de relleno, pero cuando lo juegas acompañado cobra mucho sentido para despejar la mente de los otros modos en línea, sin dejar de permanecer conectado. Bien ahí, Rod.

Te recomendamos tener cuidado con la opción que eliges a la hora de jugar, pues las partidas “tradicionales” están llenas de jugadores que no quieren perder ni una sola ronda. Si eres un jugador profesional o aspirante, es probable que te sientas más cómodo que los casuales.

El Gears más ambicioso de todos los tiempos

Lamentablemente no todo son buenas noticias. Si juegas Gears 5 de forma individual podrás disfrutar de una experiencia única en 4K llena de detalles y visuales increíbles, pero si decides jugar acompañado de un amigo como en la época del Xbox 360… bueno, los frames tendrán caídas que afectan el gameplay y hasta bugs que no te dejarán avanzar hasta reiniciar el juego.

Sabemos que no todos siguen jugando en la misma consola, pero el lema de “brothers to the end” siempre es mejor con un compañero a lado que a través de Xbox Live. Lo que sí podemos asegurarte es que el cross play entre PC y Xbox One funciona perfecto y como el juego funciona con Xbox Play Anywhere y Xbox Game Pass Ultimate puedes aprovechar el 2×1 en Gears 5 para jugar de manera “local” y evitar los problemas con la caída de los cuadros por segundo.

Si estás interesado en la campaña, vas a jugar solo, tienes una televisión 4K y un Xbox One X… bueno, bienvenido a la experiencia definitiva de Gears 5. Este es el primer juego en One que de verdad nos hace sentir en la nueva generación de consolas, pues más allá de los increíbles visuales y el poderoso sonido, la experiencia se combina perfecto con el gameplay y la historia. Una verdadera locura.

En conclusión, Gears 5 es uno de los juegos que mejor explotan las capacidades de un Xbox One y un alivio para todos los que pedían una gran exclusiva en la plataforma de Microsoft. Si a todos los puntos buenos le sumamos que el juego se incluye en Xbox Game Pass podemos decir que tenemos el combo completo de lo que se podría esperar de un juego triple A.

Lo mejor de Gears 5 es que nos recuerda los mejores momentos de la segunda entrega, la misma emoción en los modos en línea y la locura de una campaña que nos deja ante un futuro incierto. Gears 5 es el juego que Xbox One necesitaba.

Gears of War por fin está de regreso.

ANUNCIO
ANUNCIO