A cinco años del Nintendo Switch

¿Qué le aguarda al futuro de Nintendo Switch?
Bruno Salazar
Una consola que quedará para la posteridad | Foto: Xataka

Quién lo diría, Nintendo Switch está cumpliendo cinco años y todavía nos queda mucho por ver. Para este punto es casi redundante llamarle un éxito a la novedosa consola de Nintendo, pues entre su gran alineación de juegos y un novedoso concepto se ha consolidado como una de las plataformas más importantes entre los usuarios.

Con la magia de un malabarista

Yo no le entré al Switch sino hasta el año pasado, que para la consola será recordado como el año de Metroid Dread. Este 2022 probablemente será el año de Breath of The Wild 2, así que nos sería muy descabellado concluir que tendremos juegos igual de importantes en los años por venir. Esa es la cosa con la Switch, que ha sabido equilibrar con la magia de un malabarista sus lanzamientos más importantes año tras año, así que los nuevos jugadores siempre tienen algo que encontrar en la híbrida incluso si se adentran en su catálogo a estas alturas en la vida de la consola.

Imagen: Nintendo

Los primeros años de la consola estuvieron plagados con ports de la fallida Wii U, pero conforme han pasado los años hemos tenido también títulos completamente nuevos: Super Smash Bros. Ultimate, Luigi’s Mansion 3, Astral Chain, Paper Mario: The Origami King y otros. Es cierto, los ports no se han ido por completo (te estamos viendo a ti, Super Mario 3D World), pero a estas alturas son un poco menos frecuentes. Aún así, qué bien nos caería una colección con Wind Waker HD y Twilight Princess HD.

Indie para todos

Fue con el Wii que Nintendo se alejó más que nunca de los desarrolladores externos como Ubisoft y Rockstar (después de todo no hay GTA V en consolas de Nintendo), y la tendencia se mantuvo con el Switch. No obstante la consola ha sabido nutrirse de todo lo que tiene a su disposición, y en cierta medida los títulos indie han llegado para cubrir ese hueco.

Siempre se me hace un poco raro cuando ponen Celeste o Hollow Knight entre los “juegos de Switch” que debes probar, después de todo salieron en otras plataformas también, no es como que sean exclusivos. Sin embargo es difícil negar que hay algo muy mágico en probar estos juegos en portátil, y Nintendo tuvo la suerte de estar ahí para cubrir este nicho. Mientras no haya otra portátil a la altura es seguro asumir que la Switch será la opción default para muchos jugadores.

Imagen: Extremely OK Games

¿Una mancha en su legado?

Pero además de los juegos y la consola hablemos de otro componente fundamental del ecosistema que ha manejado Nintendo Switch: el online. Pero dejémoslo claro desde el inicio: el online de la consola híbrida palidece frente a los servicios ofrecidos por la competencia, y eso no ha cambiado mucho en sus cinco años de vida. Igualmente podríamos asumir que eso no cambiará nada pronto, y puede que quede para siempre como la gran mancha en el legado de la consola. Esto resulta un poco más sorprendente considerando que dos de los juegos más populares de la consola (Mario Kart 8 y Super Smash Bros.) se mantienen con vida gracias, precisamente, al online.

Luego tenemos el otro lado del servicio de suscripción de Nintendo: los emuladores. A la alineación de juegos de NES y SNES se le añadieron 9 títulos de N64 a finales de 2021, incluyendo por supuesto The Legend of Zelda: Ocarina of Time. A pesar de algunas fallas técnicas con su lanzamiento, los emuladores han hecho lo fundamental para ofrecer una experiencia de juego decente vía streaming. Recientemente se añadió Majora’s Mask, otro de los clásicos del N64 que por supuesto no podía faltar.

Imagen: Nintendo

En general el acceso a esta librería retro ha funcionado para saciar la curiosidad de uno que otro usuario interesado en adentrarse en los orígenes de Nintendo, pero su intención no es más que esa. No podríamos llamarlo una verdadera estrategia para garantizarnos acceso a esta librería de clásicos a largo plazo, y lo más seguro es que desaparezcan una vez que Switch deje de ser la consola principal en el ecosistema de Nintendo (ese también fue el destino de la 3DS después de todo).

Un fantasma en el sistema

Otro de los grandes “peros” del Switch, y uno que seguramente quedará para la posteridad, es el infame drift. En lo que por otro lado es una gran consola, el joy-con drift se convirtió en una de las deficiencias más notables y molestas de la consola, estimándose que puede llegar a afectar hasta el 88% de las consolas en el lapso de sus primeros dos años de vida.

Foto: Vida Extra

El joy-con drift se refiere a un desajuste en los sensores del joystick que ocasiona que el control registre movimiento incluso si no tienes contacto con él. En otras palabras, los personajes y la cámara pueden llegar a moverse solos, lo que puede impedir por completo que disfrutes tus juegos como se debe, especialmente aquellos que requieren precisión y velocidad.

Al futuro y más allá

Según Shuntaro Furuwaka, actual presidente de Nintendo, la consola híbrida está “a la mitad de su ciclo de vida”. En otras palabras: nos queda Switch para los siguientes cuatro o cinco años. En los últimos tres años recibimos la Lite, la OLED y algunos todavía siguen entusiasmados con la posibilidad de la tan mentada “Switch Pro”. No es seguro que recibamos más versiones de la consola pronto, pero el hecho de que todavía le quede todo ese tiempo en el mercado es señal de que no hay que perder la esperanza.

***

En PASSWORD revelamos todos los secretos que envuelven la vida de los gamers otakus más exigentes. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO
ANUNCIO